Badabun te recomienda

5 hermanas se suicidaron frente a sus papás. Mira la escalofriante carta que dejaron


¿Qué tanto has sentido la presión de tus padres? dicen que nadie nos enseña a ser buenos guías para los hijos, hay que ir aprendiendo en el camino, sin embargo muchas veces por  mantenerlos en una burbuja donde nadie los toque, actuamos sin razón y es cuando las consecuencias se pueden volver fatales, esto fue lo que hizo el matrimonio de los Lisbon en los años 70, cuando sus 5 hijas no vieron otra salida y huyeron de una forma que te estruja el corazón, su caso fue tan polémico que hasta hicieron un filme,  todo comenzó cuando....


Esta familia decidió mudarse a un pueblo en Norteamérica, sus hijas ya estaban grandes y no iban a exponerlas a la maldad de la ciudad, Cecilia de 13, Therese de 14, Bonnie de 15, Mary de 16 y Lux de 17, el matrimonio quería proteger a sus hijas del mal camino y criarlas bajo el mandato de Dios. 




Sin embargo, su fanatismo estaba rompiendo los límites, su padre era maestro de la escuela en la que estudiaban, lo que le permitía checar a detalle cada paso que daban las chicas, a ellas ningún compañero se les podía acercar, las reglas eran claras y cualquier contacto con un chico les costaba un fuerte castigo. 


¨Ustedes vienen aquí a estudiar, no necesitan ninguna amistad¨ les decía su padre. Ni de broma podían invitar a algún extraño a casa, no tenían permiso de asistir a ninguna fiesta, mientras los demás se divertían ellas tenían que llegar a su hogar para rezar un par de horas, antes de leer o tomar clases de música. Estaban hartas de la situación, el único momento que tenían ¨libre¨ era por las noches, dormían muy pocas horas, pues entre todas hablaban de lo presas que se sentían. También pensaban ¿qué sería ir a una fiesta? ¿bailar con un chico? ¿cómo sería simplemente tener una conversación con uno? Lux la más grande, era muy rebelde, llevaba más años que sus hermanas soportando el abuso de sus padres, así que esa noche decidió que se acercaría a un chico. La idea era muy arriesgada, pues si su padre la descubría saldrían todos los demonios que lleva dentro. Aquella tarde Lux quedó con un chico de su clase, que ni siquiera lo pensó dos veces para fugarse con la adolescente al patio trasero, las Lisbon eran bastante hermosas, atrapaban las miradas de todos y cualquiera daba lo que fuera por tener a una cerca. 


Sin embargo, el radar de su padre se activó y pronto los descubrió, estaba tan molesto que el castigo fue parejo, puso en penitencia a las 5 niñas, un par de azotes y la vigilancia sería más extrema, Cecilia la más pequeña, sintió la presión y terminó cortándose las venas aquella noche, sus hermanas observaron el acto, pero no hicieron nada por auxiliarla, era como si le tuvieran envidia de que ahora ella no soportaría a sus padres, los médicos les sugirieron que tenían que tener un poco más de libertad, que la mente de las niñas estaba atrofiándose por sus reglas.  




Fue entonces cuando su padre decidió darles permiso de ir a una fiesta con sus compañeros, aquella oportunidad no la podían desaprovechar, era como sentir el aire golpeando su cara en la carretera, estaban muy felices, bailaron y Lux bebió hasta el último sorbo mientras se besaba con un chico, no le importó la hora y se perdió por ahí con él, esto hizo enfurecer a sus padres y decidieron encerrarlas, ya no había más escuela, su padre les enseñaba en casa, ni siquiera podían salir al patio. 


Ahora las 4 hermanas se comunicaban con los chicos por medio de llamadas nocturnas y establecieron un código con la luz de su ventana, ellos sabían cuando era momento de ir a visitarlas, habían planeado fugarse juntos, los jóvenes conseguirían un auto con suficiente gasolina para ir a salvarlas como un grupo de princesas, la señal estaba lista.

Los chicos entraron lentamente por las orillas de la casa, la mayor de ellas los esperaba en su ventana mientras fumaba un cigarrillo, su sonrisa reflejaba maldad, los muchachos se empezaron a sentir nerviosos, preguntando por el resto de las chicas, ella les dijo que fueran al sótano, pero jamás imaginaron lo que encontrarían, en el pasillo Bonnie estaba tirada en el piso con la bata llena de sangre brotando de sus venas, adelante estaba Mary colgada de una soga, Therese había tomado pastillas hasta conseguir la muerte y finalmente Lux se metió al coche en el garaje después enredar una soga en su cuello hasta asfixiarse.


Los jóvenes salieron aterrorizados, hasta ahora no entienden ¿por qué las hermanas hicieron algo así? ¿por qué los engañaron para ser los primeros testigos de su muerte? 

Los jóvenes encontraron una carta firmada por las cuatro hermanas que se suicidaron en esa habitación. Escalofriantemente, solo tenía escrita una frase: "Te veremos en el infierno. Papá".

El hecho es que es un misterio que jamás se podrá resolver, no se sabe el daño que había en la mente de estas chicas perturbadas por unos padres protectores. ¿Quién crees que tuvo la culpa? 

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad