Badabun te recomienda

7 razones por qué NO logras olvidar al perro de tu ex. Mira lo que te está haciendo


Olvidar a tu ex pareja suele ser una tarea muy difícil, casi imposible para algunas, pues muchas veces aunque los años pasen, las cosas que se compartieron, los momentos felices, las risas y los olores permanecen como un recuerdo lleno de melancolía. Pero debes tener en cuenta que no estás sola y tampoco eres la única que ha sufrido a causa de una separación, así que no pierdas la esperanza amiga, porque aunque hoy parezca el fin del mundo, mañana volverás a ver la luz del día, pero primero debes entender el porqué...


Tal vez no lo sabías pero existe una razón científica por la cual no podemos superar tan rápido como nos gustaría una relación tormentosa, pues aquí te explicaremos la verdad detrás de todo esto, así que no te preocupes si lloras unos cuantos meses por él, ya que es completamente normal además de necesario para dejarlo ir y aventurarte a un nuevo comienzo… 



Lee las 7 razones por las cuales no puedes superar a tu ex… o al menos no tan rápido como quisieras. 

1. El cerebro no olvida tan rápido.


Aunque la parte consciente de tu cerebro haya decidido romper con la relación, existe otra parte llamada “memoria emocional no consciente”, la cual alberga todos los recuerdos, los momentos y las experiencias al lado de la persona amada. Como su nombre lo indica es involuntario y aunque trates de ignorar esos impulsos, son incontrolables. 

2. La química es más fuerte que la voluntad.


Según el neurobiólogo Antoine Bechara ni tu mente ni tu cuerpo pueden olvidar tan rápido la conexión amorosa que se dio con el tiempo, pero tu consciencia te empuja a forzar el proceso, lo cual crea “conflictos cerebrales” y cuando estés realizando una actividad o vayas a un lugar que tenga relación con tu ex pareja, activará éstos impulsos y el cerebro enviará información en forma de experiencias sensoriales. ¡Es como vivirlo de nuevo! Por eso es tan complicado ir a los mismos lugares que frecuentabas con tu ex cuando recién terminan la relación. 

3. Negación.


Obviamente existe la negación cuando la separación es repentina, ya que un amor intenso crea un circuito neuronal muy fuerte y difícil de romper a nivel celular, todo es química y el cerebro crea esta sensación de angustia ante la lejanía y el tiempo invertido en la relación. Por eso escuchamos a muchas de nuestras amigas decir que no se arrepienten de haber abierto su corazón y que no sienten que todo fue pérdida de tiempo, aunque en el fondo saben que esos meses con su pareja fueron bastante dolorosos y la separación era la mejor opción. 

4. Tratas de olvidarlo demasiado.


Como diría Shia Labeouf “¡Sólo hazlo!” Existe una extraño fenómeno psicológico asociado al esfuerzo excesivo de realizar o dejar de realizar algo, el cerebro te puede dar la contraria si te esfuerzas demasiado en olvidar, ya que cuando tratas de sacarte algo de la mente, es lo primero en lo que vas a pensar, te pondré un ejemplo: “No pienses en una rata” seguro que lo primero que vendrá a tu mente es la imagen de un asqueroso roedor ¿No? Así mismo pasa con la idea de tu ex, mientras más trates de olvidarlo, quedará más aferrado en tu memoria. 



5. Te enfocas sólo en lo bueno.


Es parte de la negación, una manera de proteger nuestra mente y justificar nuestras decisiones, es recordando las experiencias felices, aunque los malos ratos fueran más frecuentes, nuestro cerebro selecciona los buenos recuerdos y gracias a ello recrea sensaciones de alivio, porque el amor debido a todos los impulsos químicos y las sustancias liberadoras que genera, se vuelve adictivo. 

6. Miedo al cambio.


El miedo a lo desconocido es algo que tortura a más de una chica, la costumbre y la rutina se convierten en parte de ti y la mente se adapta eso, así que cuando hay algún cambio, se crean emociones encontradas y nuevamente entran en juego los conflictos cerebrales. Por eso no es recomendable buscar una nueva pareja en cuanto se ha terminado una relación, por la fragilidad emocional, lo cual podría generar más conflictos psicológicos. 

7. Se crea apego con las relaciones íntimas.


Según un estudio llevado a cabo en la Facultad de Psicología de la UNAM en el año 2011, las relaciones íntimas llevadas a cabo sin preservativo pueden crear mayor apego, sobre todo si él termina dentro, ya que cuando los fluidos masculinos entran en la zona íntima femenina se intercambia información genética, así como hormonas. Muchas parejas usan otros métodos anticonceptivos en lugar de preservativos, así que el contacto de piel con piel y el intercambio de fluidos puede ser un factor químico que no deja superar esa relación fallida.

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad