Badabun te recomienda

8 madres que no creerás que existen. Lo que la #6 le hace a sus hijos te hará vomitar


Ser madre es un experiencia única en la vida, la mayoría de las mujeres que tienen hijos, así lo aseguran, pues desde el momento en el que se enteran de la feliz noticia, su vida cambia para siempre. Lo que muchas personas no entienden es que tener un hijo además de alegría, también significa una gran responsabilidad y es ahí cuando ocurren los problemas… 


Así como hay madres que darían todo por sus hijos, también existen otras que son todo lo contrario y en lugar de dar un buen ejemplo preocupándose por el bienestar de sus pequeños terminan causando más problemas o convierten la vida de sus hijos en un verdadero infierno. Algunos casos son más graves y extraños que otros, pero sin duda, estas 8 madres, nos han dejado sin palabras… 



1. Madre caníbal


Es cierto que existen muchos cultos alrededor del mundo, algunos parecen inofensivos, mientras que otros son salvajes e incitan a las personas a realizar los actos más atroces. Klara Mauerova tenía ya 31 años y se unió a un culto llamado “Movimiento del Grial” la mujer se dedicó a torturar a sus hijos durante un año, encerrándolos en una jaula y con la ayuda de su hermana Katerina, les cortaban trozos de carne para después comerlos y alimentar a los pequeños con ellos. Los niños fueron rescatados cuando un vecino descubrió un video donde vio las horrendas torturas a las que eran sometidos los pequeños Ondrej de 8 años y Jakub de 10 años de edad. Las dos hermanas fueron condenadas a 20 años de prisión. 

2. Madre e hija compartiendo profesión


En el mundo de los videos para adultos existe una fantasía muy extraña en la que un hombre se encuentra en el mismo escenario con madre e hija, ¡Suena súper enfermo! pero la realidad siempre supera a la ficción. En Estados Unidos, Jessica y Mónica, madre e hija, al ver que su situación financiera estaba a punto de llegar a la bancarrota decidieron hacer una carrera en el mundo de los videos para adultos. Les ha ido bastante bien, pero en ocasiones han tenido que compartir el escenario con un solo sujeto e incluso hacer algunas escenas fuertes entre ellas o intercambiando parejas… Justo cuando pensamos que lo habíamos visto todo. 

3. Madre e hija se hacen las mismas cirugías


Georgina Clarke y Kayla Morris son muy unidas, siempre han tenido gustos parecidos, pero sobre todo son grandes fans de la animadora británica Katie Price, pero al parecer, han llevado su admiración a otro nivel. Cuando Kayla cumplió 17 años, pidió permiso a su madre para dejar la escuela y trabajar en un club para caballeros, donde comenzó a ganar muchísimo dinero y con ello cumplió su sueño y el de su madre, pues la chica pagó más de 80,000 dólares en cirugías plásticas, así tanto ella como su mamá, podrían parecerse físicamente a Katie Price. Lo peor de todo es que Georgina se siente feliz de que su hija haya hecho tan “noble gesto”. ¿Qué le está pasando al mundo? 

4. Thomas Beatie: El primer hombre embarazado


Thomas en realidad tuvo una increíble transformación, sin embargo, el nació siendo una mujer, pero a lo largo de su vida se sometió a varias cirugías y tratamientos de testosterona para cambiar su género, sin embargo, su aparato reproductor femenino, permaneció intacto. Thomás encontró el amor y se casó, sin embargo, tras varios intentos, su esposa no podía quedar embarazada, fue entonces cuando Thomas le propuso a su mujer tener un bebé en su cuerpo, ya que aún conservaba su útero saludable. Fue así como Thomas Beatie, se convirtió en el primer hombre embarazado del mundo en el año 2008. 



5. Madre e hijo locamente enamorados


Si bien es cierto que el amor de una madre no tiene límites, esta mujer sin duda se lo ha tomado demasiado en serio, y a su hijo Ben no parece molestarle. Kim, la madre, dio en adopción a su hijo cuando era muy joven, ya que no se sentía preparada para criarlo. Jamás tuvieron noticias el uno del otro, sin embargo, pasaron 30 años y milagrosamente se volvieron a encontrar, pero lo que ocurrió fue bastante inesperado. Lejos de revivir ese amor madre e hijo, Kim y Ben se enamoraron perdidamente, sintieron una conexión (según ellos) más romántica que familiar, así que el ahora joven de 32 años decidió abandonar a su esposa para quedarse a vivir con su madre. Incluso afirman que quieren tener un hijo juntos. 

6. La Madre malvada


Barbara Atkinson dio en adopción a su pequeña hija, quien recibió el nombre de Lauren Kavanaugh, la bebé recibió todo el amor y cariño que necesitaba de sus padres adoptivos, pero por un error en los papeles de adopción, la madre biológica Barbara, consiguió nuevamente la custodia de la niña, y pronto comenzó la peor pesadilla de Lauren. 

La niña permaneció encerrada en un pequeño closet durante 6 años, sufriendo hambre, frío y ultrajes por parte de su padrastro, el lugar donde se encontraba estaba completamente sucio, lleno de comida podrida, basura y un insoportable olor a heces y orines. Su cuerpo presentaba señales de abuso y desnutrición, la pobre niña había sufrido durante años. Hoy en día Lauren vive nuevamente con sus padres adoptivos, Kevin y Sabrina Kavanaugh, y a sus 21 años de edad, sigue estudiando para convertirse en una consejera y así ayudar a niños que han sufrido situaciones como la que ella padeció. 

7. La madre más vieja del mundo


Daljinder Kaur es una mujer originaria de la India y dio a luz a los 72 años de edad, convirtiéndose en la madre más anciana del mundo. Ella junto con su esposo intentaron por todos los medios tener hijos, pero no lo lograron, así que la mujer se sometió a un tratamiento de fertilidad y logró quedar embarazada, aunque la gestación fue un poco complicada, con la ayuda de su esposo Mohinder Singh, ahora viven muy felices formando la familia que siempre quisieron. Tuvieron un varón a quien llamaron Arman Singh.  

8. Madre que duró embarazada 60 años


Aunque suene increíble, el caso de Huang Yijun una mujer de 92 años del norte de China es muy real. Tiempo atrás la mujer quedó embarazada, sin embargo el feto jamás se desarrolló como debería, ya que se alojó fuera de la bolsa de la madre, sin embargo, el bebé crecio casi por completo antes de morir, pero debido a su situación económica, Huang Yijun nunca tuvo dinero para realizar la cirugía y extraer al feto, por lo que se alojó en su cuerpo por más de 60 años. Cuando su historia se hizo popular, la mujer fue intervenida y al sacar el cuerpo del bebé, lo que encontraron fue un gigantesco feto hecho piedra. 

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad