Badabun te recomienda

Engañó a su novio con su hermano. Se vengó de ella terriblemente. A él le hizo algo peor.


¿Cómo te ves a los 20 años? esa edad en la que tienes toda la energía, sueños y metas a cumplir, nada te detiene, estás estudiando y el camino apenas empieza, sin embargo así como un día la vida te sonríe al siguiente todo puede cambiar, no importa cuántos planes tengas porque cuando la imprudencia se atraviesa te conviertes en la víctima de personas que lo arruinan todo, así como le pasó a Jacquie que al regresar de una fiesta su vida cambió...


Todo comenzó cuando la joven venezolana decidió viajar a Estados Unidos, pues ella tenía el sueño de aprender inglés, la fecha llegó y después de un par de meses de postularse fue aceptada en una de las mejores escuelas del país, sus padres no podían estar más orgullosos, la apoyaron en todo y mes a mes le mandaban para sus  gastos. 




Sin embargo, jamás imaginaron que una nube gris llegaría a sus días, acababan de terminar el primer semestre en sus estudios, así que todos los jóvenes se encontraban celebrando, muchas fiestas por todos lados, entre ellas en la que se encontraba Jacquie, todo estaba bien, algunos bebiendo alcohol moderadamente y no faltaron aquellos que terminaron debajo de las mesas, la madrugada pronto los alcanzó, así que era momento de partir a casa. 


Jacquie compartía departamento con dos buenos amigos de su clase y enseguida se marcharon los tres, uno de ellos al volante, Jacquie como copiloto y la otra persona atrás, los tres se pusieron el cinturón de seguridad, el conductor se encontraba en sus 5 sentidos, pero no estaba de más protegerse, todos tenían familias a las que no querían defraudar por una mala decisión. Las calles estaban tranquilas, así que no había mucho de que preocuparse. 

Sin embargo, no se esperaban que justo del otro lado de la calle venía Reggie, el novio de Jacquie quien se había enterado de una supuesta relación sentimental entre novia y su hermano, quién compartía departamento con ella. Él estaba bastante tomado, apenas y podía sostenerse de pie, ni siquiera se tomó el tiempo de abrocharse el cinturón. Tenía sed de venganza y estaba dispuesto a lo que sea. 

Nadie se había enterado de las oscuras intenciones de Reggie, por lo que Jacquie y sus dos compañeros de piso no tomaron las medidas de seguridad pertinentes. 



Cuando Reggie vio a su hermano y a su novia en el mismo auto, perdió el control inmediatamente por lo que intencionalmente se estrelló con el coche donde viajaban los 3 chicos. 

Cuando Reggie se asomó al coche, aún cegado por la rabia, pudo ver como el piloto, su hermano, estaba desangrado frente al volante, así que tomo un pedazo de tela y lo metió en su boca para que se ahogara y así pasó. El otro chico no traía cinturón, por lo que salió volando, perdiendo la vida en el impacto. Su novia, se encontraba atorada y le pedía ayuda. Reggie se quedó quieto, viendo con detenimiento el sufrimiento de su hermano que se ahogada y de su novia que pedía ayuda por salir. 

Los gritos de Jacquie desgarraban el alma, el dolor se apoderó de su ser y no hacía otra cosa que no fuera gritar: ¨¡Ayuda!¨  mientras intentaba sacar sus piernas del tablero del coche. Cuando Reggie vio aquella imagen, rió sin reaccionar, estaba contento por su venganza, sabía que acababa de matar a dos personas y la que seguía era su novia. Esos 45 segundos que tomó para llamar a emergencias fueron más que suficientes para que el coche ardiera en llamas y el fuego quemará completamente a Jacquie. En ese momento, Reggie huyó y dejo la escena del crimen. 




Cuando los rescatistas llegaron ya era demasiado tarde, Jacquie se encontraba inconsciente y era momento de llevarla a un hospital o las consecuencias serían fatales. La sometieron a una operación que duró horas. Las lesiones en su cuerpo eran de terror, sus ojos se habían derretido provocando ceguera, esa operación fue sólo la primera de más de 50 cirugías dolorosas. 


Mientras esta joven luchaba entre la vida y la muerte, su asesino novio se bañó y vistió en su casa. Toda vía ceno con su familia y fue a la policía para entregarse.

Cuando llegó, nadie podía creer lo que estaba diciendo. Fue sentenciado a sólo 90 años de prisión. 

¿De qué servirá el tiempo que pase tras las rejas? ¿cómo se recupera la vida de estos jóvenes? ¿por qué ahora Jacquie tiene que vivir con la mutilación de su cuerpo? todo porque un novio celoso de 18 años en su afán de vengarse, asesinó sin control aquella noche. 


Ahora Jacquie se esfuerza por salir adelante, esta situación cambió su vida, sin embargo, sigue en su meta de aprender inglés, pero sobre todo tomó una nueva misión, quiere que todo el mundo sepa  que mezclar un par de copas y el volante SÍ tiene consecuencias.

Recomendados
Recomendados
Publicidad