Badabun te recomienda

Niña muerta de 16 años da a luz en su funeral. Cuando abrieron el ataúd…


No hay duda que la tecnología avanza a pasos agigantados cada día, y con ella la medicina también, sin embargo no todo está determinado, y aún existen situaciones que ni siquiera los expertos de la ciencia pueden explicar. 


Justo esto es lo que sucedió en Toronto, donde una madre de 16 años a punto de dar a luz, se dirigía hacia el hospital en compañía de su madre , esto debido a que sentía gran dolor a pesar de que aún no era la fecha de su parto. Lamentablemente en una vuelta la madre perdió el control del volante y acabó impactándose fuertemente contra otro auto.



La madre resulto ilesa, pero lamentablemente su hija no respondía. Los rescatistas llevaron a la menor al hospital tan pronto como pudieron, donde los médicos intentaron resucitarla, sin embargo, después de un tiempo de pelear contra la muerte, supieron que no había nada que hacer, así que determinaron la hora de muerte tanto de la joven como la de su bebé, mismo que aún seguía dentro del cuerpo.

Después de 17 horas de que el cuerpo permaneció desnudo en la fría morgue del hospital, la chica fue trasladada para darle un debido entierro, así su familia y sus amigos podrían darle el último adiós, para entonces ya habían pasado 20 horas. 


Justo cuando estaban bajando el cuerpo los trabajadores del cementerio y toda la familia pudieron escuchar claramente el fuerte llanto de un pequeño bebé, los hombres se miraron unos a otros confundidos, así que empezaron a buscar el origen de este llanto, sin duda el sonido venía del ataúd, así que decidieron abrirlo y se encontraron con algo impactante, la madre había dado a luz dentro del ataúd, aún después de su muerte.


De inmediato los trabajadores llamaron emergencias y la bebé recién nacida fue llevada a la unidad de emergencias del hospital más cercano, donde determinaron que el nacimiento había sido prematuro y la pequeña había nacido un mes y medio antes de lo esperado.



La bebé estaba deshidratada y su temperatura no era normal, pues había estado mucho tiempo sin protección dentro del ataúd, sin embargo a pesar de la difícil situación, la pequeña estaba estable y hasta el momento no había señales de infección o daños graves. 


La bebé fue puesta en una incubadora y permaneció en el hospital por cuatro meses hasta que estuvo fuera de peligro. 


No hay duda que la vida se hace camino, y ni siquiera el médico que atendió a la madre después del accidente pudo saber que la bebé podría sobrevivir al terrible accidente, el hombre estaba totalmente sorprendido y dijo lo siguiente “No existe probabilidad alguna de que esta bebé haya sobrevivido al accidente que mató a su madre y pasar 23 horas sin alimento ni oxígeno dentro de un cuerpo muerto”, también expresaron su sorpresa comentando “Pero por voluntad de Dios la bebé sobrevivió, y no existe ningún doctor en el mundo que pueda explicar esto”.


Los detalles de la difunta madre, la pequeña y su familia no pueden ser proporcionados, pues la policía les han brindado privacidad, sin embargo la noticia llegó rápidamente a los medios así que el hospital y la policía confirmaron los hechos pero sin brindar la información personal de los afectados.


Historias como estas nos hacen pensar que nadie puede cuestionar las intenciones de Dios, ni siquiera la ciencia, pero nos rompe el corazón saber que esta pequeña fue huérfana dentro del cuerpo de su madre muerta, aun antes de nacer.

Recomendados
Recomendados
Publicidad