Badabun te recomienda

Niño sin hogar regala todo su dinero a una mujer enferma, 3 días después un millonario le…


Esta increíble historia ocurrió en Kenia, uno de los países más pobres de todo el mundo, del cual casi siempre escuchamos noticias terribles de hambre y desolación. Sin embargo a pesar del hambre y la pobreza que sufren los habitantes de este lugar, aún existen personas de buen corazón, quienes están dispuestos a sacrificar lo poco que tienen por personas aún más necesitadas, y un claro ejemplo de esto es un niño que fue abandonado por sus padres desde temprana edad.





Este pequeño se llama John Thuo, y vivía en las calles más marginadas de Nairobi, Kenia, alimentándose de sobras que encontraba en los basureros y pidiendo limosna en los semáforos. Mientras la luz se ponía en rojo, él y otros huérfanos se acercaban a pedir dinero a los conductores, quienes muchas veces maltratan a los chicos o abusan de ellos.


Un día como cualquier otro, John se acercó a un auto para pedir dinero, pero al ver dentro del auto quedó sorprendido. John vio a Gladys Kamande, una mujer que sufre graves problemas de salud y a causa de ello debe usar aparatos médicos que la mantienen con vida.


Ella sufrió un colapso pulmonar, por eso le era difícil respirar y necesitaba la ayuda de un generador y un tanque de oxígeno en todo momento. Al ver tal imagen, John que jamás había visto algo así, quedó impactado.


A causa de todos sus problemas de salud, Gladys de 32 años, ya había sido sometida a 12 peligrosas cirugías, y en una de ellas las cosas no salieron bien, su nervio óptico se rompió dejándola ciega. Al ver a la mujer, el pequeño John sintió curiosidad y decidió preguntarle para qué eran todos esos aparatos, entonces ella le explicó sobre su estado de salud, en ese momento el chico no pudo contener el llanto, se sentía extremadamente triste.

Y aunque él era un niño huérfano que vivía en la calle, se sintió más afortunado que Gladys, así que en un gran acto de bondad, él pequeño decidió ofrecerle su ayuda, entonces la mujer lo tomó fuertemente de la mano y le pidió que rezaran por el bienestar de ambos, pero John no sintió que esto fuera suficiente, así que sin pensarlo dos veces, tomó todos sus objetos de valor y se los dio Gladys.


Entonces, un hombre que pasaba por allí vio lo que sucedía y quedó conmovido por el gesto de bondad del chico, así que de inmediato sacó su teléfono móvil y tomó una fotografía para capturar el momento.

Al compartir la foto en las redes sociales, muchas personas se sensibilizaron con Gladys y John, pero fue un millonario el que sobresalió al decir públicamente que donaría el 100% del dinero que se juntara en la campaña de donación y apoyo que se realizó en las redes sociales de ese país. 

Entre más de 2000 personas se juntaron 40,000 dólares, por lo que el millonario donó otros 40,000 sumando un total de 80,000 dólares que se dividieron entre el niño de la calle y la enferma mujer que ayudó. En total, esa cantidad es igual a  8 millones de shillings, por lo que ambos se beneficiarían mucho de ese dinero. Gladys terminaría de pagar su tratamiento médico y John, podría estudiar. Ese siempre había sido su sueño. 


No hay duda que esta historia nos da una buena lección a todos, ya que sin importar cuán difícil sea tu situación, siempre puedes ayudar a otros. Así sin pensarlo, el amor incondicional de este pequeño y su gran corazón, salvaron la vida de esta mujer y también la suya.

No hay pretextos para no ayudar, si más personas actuaran con el corazón como este niño, el mundo sería un lugar mejor para todos.
Recomendados
Recomendados
Publicidad