Badabun te recomienda

Pastor encerró a su hija por 13 años para sacrificarla VlRG3N. Cuando la encontraron ella era un animal


Diariamente la vida nos demuestra que definitivamente no todos nacen para ser padres, muchísimos casos se han dado a conocer acerca de seres tan despiadados que tratan a sus propios hijos peor que animales, causándole terribles problemas físicos y psicológicos. De eso justamente te hablaremos en esta ocasión, de uno de los casos más famosos, despiadados e inhumanos que nos ha presentado la historia de la humanidad en contra de una niña que no merecía la vida y familia en la que nació.



Susan M. Wiley, mejor conocida como ¨Genie¨, nombre que le dieron las autoridades a una niña que fue víctima de un infernal trato desde el día de su nacimiento, quien fue encontrada a sus 13 años de edad en un barrio de California el 4 de noviembre de 1970 en un estado verdaderamente triste, convertida en una criatura salvaje, incapaz de pronunciar una sola palabra debido al aislamiento que sufrió durante toda su vida.



En condiciones inhumanas, en un pequeñísimo espacio de 4 paredes fue privada de todo contacto con el exterior, creció sin ver la luz, sin tener contacto con alguien, sus malformaciones fueron creándose por su poca movilidad, lo peor de todo es que este acto fue obra de su propio padre, un famoso pastor de la iglesia cristiana y que pretendía asesinarla como parte de un sacrificio en honor a Dios.


Aprendió a base de golpes que no debía llorar, ni jugar, prácticamente ni moverse o hacer cualquier tipo de ruido pequeño, porque sabía que las consecuencias serían horrendas, sin embargo después del suicidio del padre de la pequeña, la policía logró descubrirla en un estado verdaderamente lamentable, arañando paredes, haciendo ruidos como animal, caminando con la rodillas dobladas y los pies doblados con los hombros caídos por nunca haber tenido un ejemplo en el exterior, de hecho su único contacto con la vida era una luz de una rendija de 5 centímetros que le permitía escuchar a su vecino tocar el piano.


Completamente desnutrida, malformaciones y poco desarrollo muscular, además de un severo problema mental que le daba pocas esperanzas de poder hablar en algún momento de su vida.


Teniendo 13 años su desarrollo era el de una personita de 4, y fue hasta un par de años después, en 1972, cuando comenzó a decir sus primeras palabras y a revelar información de todo lo que su padre lo obligaba a hacer en el nombre de Dios.


Hasta el día de hoy se sabe muy poco de esta chica que tuvo una vida completamente infernal, lo único que se sabe es que se encuentra bajo el cuidado de una de las hermanas de su madre y sigue sufriendo los estragos de todo el maltrato que recibió por parte de su padre.


Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad