Badabun te recomienda

Un caballo ciego dándole el último adiós a su dueño. Te partirá el corazón


Aunque muchas personas consideran que los animales son objetos, la realidad es que los animales incluso pueden llegar a tener sentimientos más fuertes y profundos que algunos humanos. Muchos de nosotros hemos vivido una verdadera amistad con alguna mascota, por eso es que llegamos a amarlos tanto como otro integrante de nuestra familia, y justo así de fuerte era el cariño entre un hombre y su caballo, su historia es tan hermosa, que seguramente muchos se concientizarán sobre el sufrimiento de los animales.



Wagner era un paraguayo de 34 años y desde hace muchos años había compartido muchos momentos felices con su querido caballo “Sereno”, quien había quedado ciego por causas naturales, típicas de edades avanzadas en esos animales. Wagner cuido hasta el último día a su caballo ciego, siempre lo alimentó y le ayudó a superar su triste condición. El animal lo amaba, pues gracias a su dueño había logrado desarrollar mejor sus demás sentidos y por eso, pudo tener una vida bastante feliz. 

Lamentablemente, mientras el hombre estaba de viaje en Brasil pasando la víspera de año nuevo, sufrió un grave accidente y murió al instante. 





Así que cuando el momento del entierro llegó, Wando, el hermano de Wagner, tuvo un último gesto de amor hacia él, sabía que su hermano amaba a su caballo ciego, así que sin dudarlo transportó a Sereno hasta el lugar del entierro para que pudieran tener su último adiós.



Al llegar, Wando y Sereno empezaron a caminar al lado de los amigos y familiares de Wagner, mientras el difunto era transportado en un auto dentro de su féretro.

De repente el auto tuvo que parar, entonces Sereno caminó solo hasta el féretro y olfateó fuertemente la madera por unos minutos.



Después de oler la madera, Sereno hizo un extraño sonido y acarició el féretro con el costado de su cabeza, quedándose allí, la expresión en el rostro del caballo era de gran tristeza, y aunque nadie le podía explicarle lo que había sucedido, era claro que él entendía que jamás volvería a estar con su mejor amigo. 



Al ver esta imagen tan hermosa pero desgarradora, muchos de los allí presentes empezaron a llorar desconsolados. Sereno había sido un buen amigo para Wagner acompañándolo hasta el final. 





Es muy triste cuando un buen amo muere, pues a la mayoría de los animales que les sucede esto, terminan siendo abandonados e incluso sacrificados por los familiares quienes no quiere cuidar de ellos, afortunadamente Wando, el hermano de Wagner, ama mucho a su hermano y considera que la mejor forma de horrarlo es cuidando bien de Sereno, pues esto es lo que él hubiera querido.

Este animal le brindó mucha felicidad a Wagner mientras vivía, por eso Wando se siente muy agradecido y ha decidido que Sereno viva con él y con su familia, así podrá cuidar del animal.

He aquí el video con las impactantes imágenes:

Recomendados
Recomendados
Publicidad