Badabun te recomienda

Un doctor alemán operó gratis a esta niña, mira cómo luce hoy. Quiere ser modelo…


La vida no inicia de forma sencilla para todos, hay veces en que desde el primer segundo de haber nacido todo se convierte en un reto, una prueba eterna de supervivencia y de fortaleza para salir adelante.


De esta manera fue como inició la vida de Angel, una niña, que al igual que todas a su edad, solo quería disfrutar de su infancia, jugar con sus amigas, ir a la escuela y soñar con un futuro, pero para ella no era así de sencillo, algo la hacía diferente a los demás: una hernia cerebral que salía de su rostro.



Ella nació en Filipinas dentro de un matrimonio tradicional y de bajos recursos. Al momento de su nacimiento y al notar la apariencia de la pequeña, la madre no pudo evitar estallar en llanto inconsolable, pues el tumor ya era notorio.


Con el paso del tiempo ese tumor comenzó a crecer, llegando a pesar hasta 200 gramos y dándole a Angel problemas para dormir, para ver, para respirar e inevitablemente problemas de autoestima.

Los niños de su edad la llamaban monstruo y ella no lo soportaba, siendo solamente una niña su vida estaba convertida en un infierno.


A pesar de que cuando tenía 4 años la sometieron a una cirugía que no dio resultado, esta hernia cerebral seguía creciendo y la vida para la pequeña seguía siendo más complicada, por lo que sus padres decidieron pedir ayuda nuevamente a especialistas.



Con un poco de dinero que ahorraron acudieron a clínicas especializadas, pero lamentablemente no les alcanzaba, estaban desesperados. Cuando veían todo perdido, un médico alemán se ofrecieron voluntariamente a ayudarlos, entonces viajaron desde Filipinas a Australia (lugar en donde se encontraba el médico) en búsqueda de una nueva vida para su única hija.


Este viaje significó un cambio enorme para la pequeña, un regalo incomparable, pues durante una cirugía que duró cerca de 5 horas y con una recuperación dolorosa, la vida de la hermosa Angel cambiaría para siempre y hoy no solo ha vuelto a sonreír sino que sueña con ser modelo. Definitivamente una prueba de que nada es imposible y que el amor y bondad, lo pueden todo. 

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad